Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa es un trastorno de una relativa reciente aparición dentro del marco de los problemas psicopatológicos, sin embargo debido a su espectacular crecimiento en los últimos años a su capacidad para deteriorar la vida de quienes sufren ese problema, así como la de todas las personas que conviven en ella/el, tanto familiares como amigos/as, creo que por todo esto es digno comentarla y exponerla.

Anorexia nerviosa

Se la definiría como un encadenamiento sucesivo e ilimitado de todo tipo de acciones encaminadas y guiadas por una clara meta obsesiva; el deseo total e irrefrenable de estar delgada/o, cuanto más y más delgada/o mejor.

El DSM-IV-R incluye los siguientes criterios diagnósticos para definir la anorexia nerviosa:

a) Rechazo a mantener el peso corporal igual o por encima del valor mínimo normal considerando la edad y talla (p.ej., pérdida de peso que da lugar a un peso inferior al 85% del esperable, o fracaso en conseguir el aumento de peso normal durante el período de crecimiento, dando como resultado un peso corporal inferior a 85% del peso esperable).

b) Miedo intenso a ganar peso o a convertirse en obeso, incluso estando por debajo del peso normal.

c) Alteración de la percepción del peso o la silueta corporales, exageración de su importancia en la autoevaluación o negación del peligro que comporta el bajo peso corporal.

d) En las mujeres pospuberales, presencia de amenorrea; por ejemplo, ausencia de al menos tres ciclos menstruales consecutivos. (Se considera que una mujer presenta amenorrea cuando sus menstruaciones aparecen únicamente con tratamientos hormonales, p.ej., con la administración de estrógenos.)

Además, incluye los dos tipos de anorexia nerviosa:

De tipo restrictivo: durante el episodio de anorexia nerviosa, el individuo no recurre regularmente a atracones o a purgas (p.ej., provocación del vómito o uso excesivo de laxantes, diuréticos, enemas)

De tipo compulsivo / purgativo: durante el episodio de anorexia nerviosa, el individuo recurre regularmente a atracones o purgas (p.ej., provocación del vómito o uso excesivo e laxantes, diuréticos o enemas).

La anorexia afecta fundamentalmente a mujeres de una edad comprendida entre 14 a 35 años, pero no exclusivamente a ellas, pues 1 de cada 10 casos es un hombre y su pronóstico a largo plazo suele ser mucho más grave. En cuanto a la edad es algo que cada año varía ampliando los plazos, y ya podemos ver cada vez con más frecuencia niñas de 8-10 años y mujeres dentro de la barrera de los 50 años.

Se da con mayor frecuencia en la clase socio-económica media-alta aunque en su avance cada vez va afectando más a todos los estratos sociales.

La anorexia es un síndrome multicausal en el que el primer factor sería la presión social y el estereotipo cultural, éste se mezclaría con la personalidad predominante de cada uno en particular y del mundo que le rodea: estudios, trabajo, aficiones, amigos, familia, etc. Cuantas más partes fallen de todo su mundo, pueden de manera importante fomentar la enfermedad, y el pronóstico suele ser siempre peor que si no lo hicieran.

Un factor importante es que suele aparecer en la preadolescencia y la adolescencia o el inicio de la juventud; una etapa en la que las personas somos inseguras y por eso es importante encarnar, compartir y seguir los valores del momento que inspiran prestigio social para conseguir autoestima.

El pronóstico puede ser desde leve y pasajero, hasta crónico y mortal, dependerá en gran medida de la severidad con que se presente el problema, la duración del aprendizaje, la personalidad caracterológica y el entorno familiar y social del/la paciente.

Por todo lo dicho anteriormente, es un tema pues que no hay por que obsesionarse con él, pero sí estar atentos.

Más información o contratación info@humane.es

Fernando Huerta Moreno

Humane

Psicoterapia Sexología Coaching Cursos

Online y Presencial.

www.humane.es