Problemas somatomorfos (I)

Se denominan problemas somatomorfos o somatoformes todos aquellos que si bien su origen o etiología es psicológico, sus manifestaciones cíclicas son de tipo físico, o el paciente los vivencia como si estos lo fueran.

En estos trastornos no hay participación voluntaria, pero como su plasticidad va muy ligada a circunstancias y situaciones específicas, la sensación de que éstos son ficticios o simulados por parte del paciente, es la creencia más frecuente entre las personas de su entorno, con lo que el paciente se siente incomprendido y suele empeorar sustancialmente.

Problemas somatomorfos (I)

Por otra parte, como la base es psicógena (psicológica),y la manifestación es fisiológica (física), muchas veces es difícil esclarecer la naturaleza de las molestias; por esto la suerte de los pacientes con problemas somatoformes no es de envidiar, entre la frecuente incomprensión del entorno social (familiares, amigos, compañeros de trabajo,..), como por el difícil diagnóstico, el paciente se encuentra hábilmente aislado con su problema y sin demasiadas salidas sin un buen tratamiento.

Los trastornos somatomorfos se dividen en cinco (5): dismorfobia, conversión hipocondría, somatización y dolor psicógeno; dada su larga extensión en este capítulo sólo veremos los dos (2) primeros.

Trastorno dismórfico

Se llama así a toda preocupación persistente por defectos físicos o deformaciones más bien imaginadas, las cuales ocupan la vida mental del sujeto con las características de una verdadera obsesión.

Se trata de quejas a cerca del tamaño, la forma, la desigualdad,…. de cualquiera de las partes del cuerpo.

Las quejas dismórficas están muy relacionadas con los cánones estéticos del momento, pero en contra de lo que cabría esperar,afecta por iguala los hombres y a las mujeres.

Trastorno de conversión

Se entiende por conversión todas aquellas manifestaciones de corte fisiológico cuyo origen es un conflicto psíquico no resuelto.

El paciente no tiene control voluntario sobre sus síntomas, y la modificación de éstos depende de las situaciones y contextos.

Los signos más comunes en este tipo de problemas son: cambios irregulares del peso, intolerancia alimentaria, diarrea o estreñimiento, dolor abdominal, irregularidades y/o dolor menstrual, problemas sexuales, dolores musculares y todo tipo de síntomas emocionales.

Es importante decir, que todos estos problemas tienen tratamiento y solución, lo difícil es ser consciente de que se padecen para poderlos tratar.

Problemas somatomorfos (II)

Más información o contratación info@humane.es

Fernando Huerta Moreno

Humane

Psicoterapia Sexología Coaching Cursos

Online y Presencial.

www.humane.es